Crece el interés de la ciudadanía por el uso de sus datos personales al utilizar dispositivos electrónicos y apps


Uso de nuevas tecnologías en la atención a personas dependientes

 

Esta encuesta nace en el seno de OSASUNDATA, un proyecto de I+D subvencionado por el programa Hazitek del Gobierno Vasco que evalúa las posibilidades de integrar diferentes dispositivos y tecnología de Big Data en la atención y monitorización de personas dependientes.

 

Consorcio OSASUNDATA

 

El proyecto OSASUNDATA está siendo implementado por un consorcio del que formamos parte seis empresas: Adimen, Beaskoa Elorriaga eta Iribar, InnovatekBI, Accexible, BIOLAN y Eskilara y de la UPV/EHU como agente de la Red Vasca de Ciencia y Tecnología.

 

Objetivo

 

El objetivo del proyecto es contribuir a la transformación digital de los servicios sanitarios mejorando el bienestar y la calidad de vida de las personas y, además, incrementar la competitividad de los productos y servicios de sector nacional de la tecnología sanitaria. En este proyecto de investigación se han testado diferentes tecnologías que recogen información de las personas usuarias generando diferente tipo de alertas en caso de ser necesarias, y permitiendo un análisis mediante técnicas de Big Data con el objetivo de prevenir el deterioro temprano de las personas.

 

Encuesta sobre privacidad de datos y uso de tecnología en el campo de la atención a personas mayores

 

Una de las áreas de trabajo del consorcio que impulsa OSASUNDATA ha sido la de compatibilizar las oportunidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías en el ámbito asistencial y de la salud, con el cuidado y promoción del derecho a la privacidad y la protección de los datos personales.

Es por ello que dentro del proyecto se ha desarrollado una encuesta con el objetivo de conocer en qué medida las personas son conscientes de sus derechos y cómo actúan en este ámbito. Las principales conclusiones que se desprenden de este estudio son las siguientes:

 

1. Una de cada cuatro personas encuestadas reconoce abiertamente no preocuparse por la información que puedan recabar aplicaciones y dispositivos.

 

 

 

2. Existe un alto grado de desconocimiento respecto a diferentes cuestiones como la vigencia de los consentimientos para la cesión de datos. El 22% reconoce abiertamente no saber cuánto tiempo se extiende un consentimiento de cesión de datos en el marco de una investigación. Un porcentaje similar es el que cree que una vez otorgado, no lo puede revocar.

 

 

Estos y otros datos recogidos en el estudio ponen de manifiesto la necesidad de ir más allá del propio cumplimiento normativo e impulsar políticas éticas y canales de transparencia que empoderen a las personas en el uso de su propia información personal.

El proyecto OSASUNDATA ha afrontado este reto desarrollando protocolos y buenas prácticas que permitan aprovechar las enormes ventajas que nos aporta la tecnología en el campo de la salud, sin que eso suponga una merma en los derechos de las personas. Si quieres conocer más sobre nuestros aprendizajes, consúltanos aquí.